viernes, 12 de noviembre de 2010

¡Hola y adios...!

Hola a tod@s, hoy solo he parado un momento porque he recuperado fuerzas y voy a salir a la calle a seguir intentando encontrar trabajo. Me he vestido cómoda pero arreglada, me he pintado con mis pinturas de AVON (que todavia sigo esperando vuestros pedidos a tuamigadeavon@gmail.com ) y me he dicho: ¿y por que no voy yo a encontrar un trabajo? Si dice ZP que vamos mejorando, no le vamos a dejar por embustero al pobre (aunque no le creamos mucho hay que darle un poco de margen, sobre todo cuando no tengo mas remedio que encontrar un curro pronto). Así que os dejo y mañana os diré como me ha ido hoy, cruzad los dedos y si sabeis de un trabajillo en Málaga, yo soy vuestra chica. Hasta mañana  (y sigo con mi promesa)...

Animas benditas que en el purgatorio están que dios las saque de pena y las lleve a descansar

Oración a las 13 animas benditas
"Oh, mis trece Animas Benditas, a ustedes pido por amor de Dios, que sea atendido mi ruego, Mis trece Animas Benditas, sabias y entendidas, a ustedes pido por la sangre que Jesús derramara, que mi ruego sea atendido. Mi Señor Jesucristo, que a ustedes protege, me cubra con vuestros brazos y proteja con vuestros ojos. Oh Dios de bondad, Tu que eres mi defensor en la vida y en la muerte, pido que me liberes de las dificultades que me afligen. Oh mis trece Animas Benditas, sabias y entendidas, alcanzadas las gracias que pido (petición) quedare devota suyas y mandare publicar esta oración y rezar nueve Padrenuestros y nueve Avemarías durante trece días.
Mis 13 Ánimas Benditas ayudadme y no me dejéis. Gracias por los favores recibidos.
Agradecida."
--------------------------------------------------------------------------------------------------
Oración a San Judas Tadeo
¡Santo Apóstol San Judas, fiel siervo y amigo de Jesús!, la Iglesia te honra e invoca universalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados. Ruega por mi, estoy solo y sin ayuda.
Te imploro hagas uso del privilegio especial que se te ha concedido, de socorrer pronto y visiblemente cuando casi se ha perdido toda esperanza. Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente (haga aquí su petición), y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los elegidos por siempre.
Te doy las gracias glorioso San Judas, y prometo nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso y, con agradecimiento hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción. Amén.